RSC

La Responsabilidad Social Corporativa de una empresa se ha convertido en un mantra. Grandes multinacionales apoyando a través de sus fundaciones causas que han perdido en sus propias prácticas. Nosotros no somos una gran multinacional, ni tenemos grandes recursos. Sin embargo, no nos falta en compromiso por cuestiones que nos tocan de cerca:

  • Derechos laborales: Consideramos que uno de los principales problemas de la arqueología es su precarización. Por eso no aceptamos trabajos en los que no esté asegurado cumplir con unos mínimos. Estos mínimos los marca el borrador de convenio que ayudamos a desarrollar con AMTTA (con sus últimos retoques Jaime era presidente), aunque nunca se llegara a firmar.
  • Colectivo: La única forma de salir adelante en estas lides es a través del colectivo. Por ello, apoyamos de diferentes maneras las iniciativas de colectivos profesionales y culturales ligados a la arqueología, participando de su divulgación y desarrollo.
  • Futuro: Referido a la juventud, divino tesoro que no podemos dejar perder. La carrera como profesional de la arqueología es dura, pero suelen surgir múltiples iniciativas como en su día fueron las JIA, donde tratamos de aportar todo lo que se pueda. Trabajo o prácticas no podemos ofrecer por el momento, pero si te podemos ayudar en algo, lo haremos.
  • Sociedad: Consideramos que la arqueología y, más en concreto el patrimonio, es una herramienta de desarrollo social. Es una filosofía que planteamos en todos nuestros proyectos, como rasgo que nos aporta trabajar desde la arqueología pública. Aunque hace años que no trabajamos en proyectos de desarrollo, sigue siendo una vía abierta para el futuro.
  • Accesibilidad: La mercantilización de la práctica arqueológica lleva a todos los niveles, incluso el académico. En los últimos años, las reticencias ante las grandes multinacionales editoriales, por ejemplo, se han hecho patentes, pero ese es un problema que hace tiempo que identificamos y que tratamos de solventar con revistas en acceso abierto y libros a un precio muy económico. Un pequeño grano de arena que esperamos sea significativo.

Por supuesto hay muchos más valores que están detrás de la empresa, incluso prácticas, pero más que con la palabra nos gusta decir las cosas con la acción. Síguenos y apoya el proyecto.